D
H
M

Amigos y rivales: Sexo y la rutina

Cristina Quispe 
Psicóloga – Diseñadora gráfica & Fotógrafa 
Activista feminista – @amorconsciente.pe 

Cuando recién inicié mi relación, el calor que había entre los dos era incomparable. Como todo amor que nace, ese fuego solo ardía y quemaba todo a su alrededor. Digamos que cuando las cosas van bien y estas en tu mejor forma, puedes dártela de contorsionista y maratonista cuando se trata del delicioso.

Hoy, 10 años más adelante, mi vida sexual ha tenido tantos cambios que ya parece congreso. Entre ellos: el miedo a la rutina.

Desde que tengo uso de razón me programaron a creer que la rutina es mala, que debo evitarla a toda costa porque sino la pareja “se aburre”. Entonces, siempre he estado pendiente, muchas veces demasiado, de cómo no dejar que la rutina se apodere de nuestras sábanas.

Ahí empezaron las dudas:

¿Cuántas veces a la semana debo tener intimidad? Después me acalambro.

¿Poses a los Cirque Du Soleil? Soy súper flexible así que 100 puntos para Gryffindor.  ¿Me verá atractiva? Claramente no tengo el cuerpo que tenia hace 10 años.

¿Bailes eróticos? A la justas me sale la macarena.

Todo esto pasaba por mi mente en una milésima de segundo. Estaba asustada de ser como esas parejas que ya no se tocan, no se desean. Miedo a perder ese fuego.

Pero, en mis años de experiencia siendo mujer, novia y una intensa a mucha honra, aprendí a hacer ajustes que me hicieron ver la rutina con ojos deseosos. Y quiero compartirlo con ustedes:

  1. La rutina no es mala: No amigues, es muy bonita. Mi pareja y yo tenemos un horario. Sexytime le decimos. Donde apagamos celulares, nos desconectamos del mundo y solo existimos nosotros, nuestros cuerpos y el deseo.  No tiene nada de malo tener días planeados para la intimidad, esto nos ayuda a saber que somos una prioridad en nuestras vidas y de planear algo si queremos innovar.
  • No descartes la espontaneidad: Tampoco les estoy diciendo que marquen su check in y su check out. Sorprende a tu pareja.  Ya sabes qué le gusta, haz realidad esa fantasía de la que siempre hablan, exploren otras formas de intimidar sin llegar a la penetración. Por cierto, ¿Ya vieron los packs de Foreplay? Ya sabes qué regalar esta navidad.
  • HABLA QUERIDE: No me voy a cansar nunca de decirles que la comunicación, especialmente cuando se trata de la vida sexual de pareja, debe ser abierta, sincera y fluida. Dile a tu pareja que quieres probar algo nuevo, dile si sientes que le falta interese. Solo si sabes lo que quieres y lo que tu pareja busca, van a poder mejorar la intimidad.

Puedo decir con mucho orgullo que 10 años han pasado y nunca nos hemos cansado de sentirnos. El deseo está presente siempre, porque seguimos buscándolo.  Dile adiós a las noches de sequía en la habitación y dale la bienvenida a las lluvias torrenciales de placer.

Uy, sonó mi alarma. ¡Nos vemos!

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos