D
H
M

¿Cómo elegir un juguete sexual? Factores para elegir el correcto

ALLAMEY SANZ, @sanzallamey

Psicólogo y Magister en Orientación: en Sexología.

La primera vez que entramos a un sex shop, lo hacemos con muchas expectativas de encontrar aquello que le dará más pasión a tu vida, pero en vez de ser un hombre o una mujer, en este caso es un juguete sexual. ¡Las diversas emociones al ver tantos tipos de estimuladores sexuales es inevitable, y de repente sucede lo inesperado… ¡Boom! Encontré el amante más fiel, lo que soñaba, mi compañero de fantasías eróticas, el amor más pícaro, mi JUGUETE SEXUAL.

Realmente, tener feeling con un objeto sexual no es así de simple. En la mente fantasiosa convergen deseos, aspiraciones, temores; en fin, una gama de sensaciones para dar ese gran paso que es darle a tu vida algo que realmente va a cambiar nuestra manera primitiva de ver nuestra sexualidad. Un juguete sexual debe ser uno de los métodos sexuales que tienen la función de ayudar a explorar nuestro cuerpo; y sobre todo lograr que, entre aprender a sentir y conocerme, me haga delirar de pasiones orgásmicas. Con mi juguete sexual podré seguir descubriendo mi propia satisfacción erótica.

Ahora bien, ¿cómo saber qué juguete es el mejor para comenzar a experimentar? Existen diferentes tipos de juguetes sexuales que están a pedir de boca de toda la   

imaginación erótica que tanto individual o en pareja podemos disfrutar. La industria sexual en métodos auxiliares sexuales se ha encargado en este siglo XXI, de estudiar bien el mercado y las necesidades de todos. Existen juguetes para parejas sexuales diversas (heterosexuales, homosexuales, bisexuales, transgéneros, entre otras), otros dedicados al descubrimiento individual, y muchos de ellos ayudan a los procesos terapéuticos de nuestra función sexual. En fin, una gama de juguetes eróticos que pondrán a volar nuestra imaginación. E

ntonces, cuando asistimos a un sex shop es porque ya se ha meditado la situación de sumergirse a nuevas experiencias sexuales que tras vencer mis temores y mis desconciertos comienza la búsqueda de ese juguete perfecto.

La experiencia me ha indicado, que nos encontramos con diferentes maneras de escoger ese juguete ideal para el momento erótico deseado, entonces les pregunto ¿Qué deseas sentir? comenzamos:

  • Material: Una de las cosas más importantes que las personas buscan en un juguete sexual es la textura, teniendo en cuenta que esto dependerá del material con el que esté hecho el juguete sexual. Pueden ser de Silicona médica (material de alto impacto en la industria de las sex shops), Jelly (es una textura flexible, viene generalmente en juguetes con aspecto transparente), TPR (lo más parecido a la goma), PVC (los juguetes con aspecto realistas), metal (generalmente vienen en bolas ben wa, plugs anales y balas vibradoras) y algo más higiénico y novedoso, como son los materiales de Cristal templado (lo encontramos en algunos dildos y plug anales). La selección de la textura del juguete puede jugar un papel crucial a la hora de decidir; ya que, en el caso de las mujeres, se recomienda escoger un material que no genere ningún tipo de alergia en sus zonas íntimas y sean fáciles de limpiar.

 

 

  • Diseño: Otra de las cosas que marcan pauta en la selección de los juguetes, es su ergonomía, la forma o estructura con la cual se genera placer en la zona erógena. Por lo tanto, mientras más ergonómico sea el juguete para los puntos sensibles de la persona, mayor excitación tendrá. Ese podría ser el juguete ideal.

 

  • Funciones: A las personas les encanta la versatilidad con que se puede usar un juguete. Por ejemplo: existen dildos con forma fálica, que se pueden flexibilizar y usar con arnés, otros que se pegan en las paredes o cualquier base plana. También hay vibradores con diferentes niveles de intensidad y estimulación a los músculos, apuntando a que casi siempre los prefieren sumergibles en agua y recargables con puerto USB. Éstos pueden utilizarse hasta 3 horas continuas inclusive.

 

  • Tamaño: Las dimensiones, la longitud y amplitud del juguete, no es algo que sea de gran relevancia; sin embargo, existen juguetes pequeños pero potentes y cumplidores, como los hay juguetes grandes, con una función más sencilla de vibración. El aspecto con que se ha mirado la versión del juguete, a fines de placer y excitación es algo más psicológico que de experimentación física. Con esto no quiero decir, que los juguetes más grandes no sean igual de cumplidores como los pequeños, en realidad todo dependerá de la fantasía con que se desea jugar.

El caso es que todos tenemos una sexualidad única, y la forma de sentir es distinta para todos; es decir, en la selección de un juguete sexual vienen a tallar las fantasías psicofísicas y emocionales de manera instintiva.

Es importante tener en cuenta los beneficios de tener un juguete sexual pueden ser:

– Aumentar la confianza en la relación de pareja.

– Ayudar a mejorar nuestra seguridad sexual como seres individuales.

– Los juguetes sexuales no generan infecciones de transmisión sexual y por lo general es un método seguro de autodescubrimiento sexual.

– Se utiliza la creatividad sexual.

– Pueden ser terapéuticos

Finalizando, un dato importante: La atención que recibes en un sex shop de su asesor también macará la diferencia entre lo que buscas y lo que te puedes llevar. A veces entramos con una expectativa, pero con un buen guía y orientación, puedes conseguir algo mejor de lo esperado e imaginado.

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos