D
H
M

Del poliamor, monogamia y otros placeres

Solsiré Faro – @labrujaarcoiris – Terapeuta y redactora

Nota publicada originalmente en: Vía Expresa

Cuando somos pequeños crecemos pensando que una relación de pareja debe estar conformada por un hombre y una mujer, y que así funciona la dinámica del amor. Sin embargo, existen distintas configuraciones para las relaciones amorosas.

“Las relaciones son de un hombre con una mujer, cualquier otro tipo de cruce no es natural. Nadie puede (o debe) amar a más de una persona a la vez.” Algo por esas líneas debes haber escuchado por lo menos una vez, seas o no monógamo y heterosexual. El problema es que algunos de nosotros sentimos que debe  haber algo más, y al no saber dónde buscar, asumimos que somos nosotros los del problema y nos conformamos.

En la naturaleza ninguna especie es totalmente monógama ni heterosexual y, por lo tanto, es normal que tengamos impulsos, necesidades y anhelos que se salen de la norma. De un tiempo para acá, por lo menos en Latinoamérica, el panorama de las citas se ha visto ampliado por el poliamor, y aunque es un poco underground, lo podemos ver en el cine, en los cuentos de nuestros amigos, incluso en cómo son las interacciones de las  generaciones más jóvenes, todo suavizado con la bandera de “no attachments”.

¿Con qué se come eso?

Seguro te lo has preguntado. Pues, para comenzar traigamos a la mesa el hecho de que hay relaciones abiertas (poligamia) y relaciones cerradas (monogamia). Las relaciones cerradas son aquellas formadas por dos personas y que, comúnmente, asociamos con fidelidad. Eso nos deja todo lo demás, las relaciones abiertas son todas las demás en las que  participan más de dos personas y es importante saber  que, cuando hay consentimiento y mutuo acuerdo, no es infidelidad. Este es uno de los primeros conceptos que derribar para explorar el territorio de la poligamia.

Tipos de relaciones

Como abrebocas, quiero hablar de tres tipos de relaciones abiertas y cómo es la interacción entre los participantes en la actualidad.

  • El poliamor es la forma más popular de poligamia en este lado del mundo. Consiste en personas que tienen encuentros casuales o consecutivos con otras personas sin que haya ninguna relación entre ellas. Utilicemos a Juan y Ana como ejemplo: Juan y Ana son una pareja abierta en la que ambos tienen relaciones sexuales e incluso románticas con otras personas. Hay un mutuo acuerdo de que cada uno puede estar con quien quiera estar fuera de la relación de dos. Pero el poliamor no es la única configuración dentro de la poligamia.

    Illustration of diverse people holding hearts
  • Existe también la poliginia. Aquí Juan y Ana tienen una relación abierta con varias mujeres, es un “todos con todos”, y la cantidad de mujeres que entren en la relación depende de lo que decidan. También está la opción de que las mujeres no tengan ningún tipo de relación sexual entre ellas y que la dinámica sea de hermanas.
  • Lo opuesto sería la poliandria. Juan y Ana tienen el mismo tipo de relación, pero invitan a hombres en vez de mujeres; igual que en la poliginia, pueden participar todos como parejas o puede que el sexo no sea parte del juego  para los hombres.
  • En todos estos tipos de relación la profundidad del amor (o si es solo sexo) siempre depende de lo que decida el grupo. Si jugamos a seguir combinando, existen relaciones de solo mujeres, o de dos hombres y dos mujeres; estas pueden ser profundas y comprometidas emocionalmente, así como casuales y solo sexuales.Al final del día, todo depende de lo que las personas que participan en la relación necesiten y quieran compartir con los demás. Un gran porcentaje de la población suele pensar en el amor y las relaciones de pareja de una sola manera y con pasos: conoces a alguien, salen, se enamoran, se casan, se mudan juntos y tienen hijos. ¡Terriblemente mecánico! Si tenemos el espacio para decidir a qué dedicarnos, cómo alimentarnos, cómo vestirnos, deberíamos también tenerlo para decidir cuál es el tipo de relación que cada quien necesita. Esta es una invitación a que te preguntes qué quieres para ti en el amor y te atrevas a ir por ello.
Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos