D
H
M

El poder multiorgásmico de los sentidos.

Solsiré Faro – @labrujaarcoiris – Terapeuta y redactora

¿Crees que sería posible experimentar el mundo sin los sentidos? Desde saber en dónde estás parado, sentir la brisa, oler alguna comida rica o sentir a tu pareja en un momento íntimo… Todo lo que experimentamos lo hacemos a través de los sentidos, a través de nuestro cuerpo y de cómo interpretamos eso que estamos sintiendo. ¿Qué crees que pasaría si por un momento alguno de tus sentidos fuese “desactivado”?

 Bienvenido a la privación sensorial.

Nuestro cuerpo tiene una capacidad infinita para sentir. Aunque esas sensaciones puedan a veces estar adormecidas, el cuerpo (bien inteligente él) está siempre dispuesto a expandir ese potencial sensorial. Si cada vez que entras en contacto con una situación, persona o incluso juguetes lo haces notando qué sientes, estarías acercándole una invitación a tu cuerpo para darte más. Más sensaciones, más emociones, más placer. 

El cuerpo también aumenta esa capacidad cuando tienes sensaciones no conocidas: una experiencia completamente nueva, o notas una sensación novedosa en una situación que ya conocías. Aunque muchos creemos que el placer está en el orgasmo, en realidad se esconde en cada parte de nuestro cuerpo. En él no solo están las más conocidas zonas erógenas, sino miles de terminaciones nerviosas que las conectan y le permiten al placer recorrerlo por completo.

 Experimentar el erotismo, las sensaciones, e incluso cultivar nuestra capacidad multiorgásmica y de sentir piden de nosotros que no estemos tan fijados en el orgasmo. Avocarnos al placer que podemos sentir sin preocuparnos por el famoso pico nos lleva a dejar la casi obsesión por la explosión. A cambio, aprendemos a surfear en el placer, dándole el espacio al cuerpo y a la mente de sostenernos en esa ola rica por más tiempo.

 Y hablando de rico, algo riquísimo que podemos hacer para aumentar esas sensaciones es privar alguno de los sentidos. El juego de poder, dominar o ser dominado, tomar o rendirse, es una de las claves en la excitación que provoca ser negado de algo. Vendar los ojos, tapar la boca, restringir el movimiento, bloquear la audición (y cualquier otra que se te ocurra) hará que todo ese sistema nervioso que ya está alerta, lo esté mucho más. La piel siente más y aumentan la expectativa, la sensación de entrega y la ilusión del placer que está por venir.

 Cómo traer este juego a tu vida sexual:

Puedes usar cosas que ya tienes en casa: una corbata, camisas, hielo, velas, cera caliente, plumas… ponte creativo. Sin embargo; si buscas juguetes más complejos y menos cotidianos, obviamente Foreplay, siendo una de las tiendas más chéveres de juguetes para adultos, tienen mil y un opciones para ti. Mis favoritos son los tapa ojos, las pinzas de pezones, las colitas, los aceites y ceritas sensoriales, e incluso a veces látigos, mordazas y cuerdas. Pero, ¿qué harás cuando ya tengas todo el material que quieres? Pues tienes dos puntos de partida:

Si eres un poco más agresivo y te gustan las sensaciones intensas, puedes colgarte del BDSM. La dominancia y la sumisión son sus bases, y experimentar y negociar sus dos pilares. Como es rica la rudeza pero consentida, recuerda decirle o pedirle a tu pareja cuáles son los límites entre lo que les cause placer y lo que no. Debes confiar en tu pareja y respetar sus deseos. Si se van a poner extremos, recuerden tener una palabra de escape, alguna señal que los dos reconozcan para detenerse o disminuir la intensidad.

 Pero si lo tuyo es algo más suave, puedes llevarte varios tips sacados del Tantra. Estar muy presente con tu pareja y con tu respiración – por muy hippy que suene – son claves que funcionan si quieres conocer un lado más místico del sexo. El secreto del placer más ignorado es que respirando más lento e intensamente aumentas la excitación.

¿Recuerdas lo que te decía al comienzo de notar lo que estás sintiendo? Pues en el tantra eso tiene un trono: para entrar en un flow super placentero tienes que reconocer qué estás sintiendo. A eso, súmale la privación sensorial e imagina cuánto placer puedes despertar en tu cuerpo o en el de tu pareja.

 Estamos en una de las épocas más románticas del año: las reuniones, el amor y el verano nos hacen querer rendirnos al placer. Visita Foreplay por más juguetes y consejos si tienes algo especial en mente en estos tiempos navideños.

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos