D
H
M

¿El sexo es solamente un intercambio de fluidos?

Natalia Sánchez Valdivieso
Actriz, blogger & sanadora holística
Creadora de: @puritana4

Cuando compartes tu cuerpo con alguien, y sostienes relaciones sexuales, das inicio en tu vida a un proceso energético bastante profundo. ¿Cómo así? Si bien somos seres físicos, lo creamos o no, somos, ante todo, seres energéticos, pues es nuestra frecuencia y vibración las que determinan todo lo que vivimos y las que entra en sintonía con personas afines.

Cuando hablamos de vínculos energéticos sexuales, nos referimos a las vibraciones y energías que adquirimos, y entregamos, durante el sexo. Tu chakra raíz y el de la otra persona se unen, se entrelazan y despiertan la energía intangible (kundalini).

Estas poderosas conexiones energéticas, sin importar un mínimo lo intrascendente que creas que son, dejan restos espirituales, energéticos y hasta kármicos entre ambas personas, y cuanta más intimidad sexual se tenga con alguien, más profunda es la conexión, y mayor el entrelazamiento de sus almas.  

Estos lazos de energía sutil, sin importar tiempo y espacio, continúan su intercambio hasta por 7 años, en el caso de las mujeres; se sabe que en los hombres dura 28 días (*). Esa es la razón por la que, en ocasiones, generamos apego sexual y nos cuesta mucho soltar a determinada persona. Ahora bien, si te involucras con alguien que actualmente tiene pareja, también jalas la energía de su pareja… ¿Te imaginas ese flujo energético? (¡Me muero!).

En este intercambio energético a través del sexo se puedan apreciar dos tipos de códigos:

Código del ego de la oscuridad

Relacionarse sexualmente con una persona densa, negativa, oscura, inconsciente, carente de amor, muy egoísta, inestable; o con personas que se meten contigo por algún intercambio o conveniencia, hará que los nuevos códigos energéticos te sumerjan en un estado de baja vibración, adquiriendo un estado de energía más denso e inconsciente. Tu vida va a cambiar, sí, pero hacia lo negativo.

Posiblemente, sientas que tu camino se va desmoronando, que tu carácter se ha vuelto agresivo, que el pesimismo te acompaña; sentirás un profundo vacío que difícilmente podrá hacerte ver lo bonito y alegre de la vida. Jalarás vivencias negativas.

Código de virtud de la luz

Relacionarse sexualmente con una persona virtuosa, despierta, consciente, llena de luz, de amor, cariñosa, positiva; dispuesta a crecer personal y espiritualmente, que conecte con sus emociones y sepa llevar una vida saludable en mente, cuerpo y espíritu; pues te permitirá adquirir un estado de energía próspero, abundante y agradecido.

Esa maravillosa energía será absorbida y puesta en ti como un nuevo código energético, que te permitirá enaltecer tu lado más humano, más noble y amoroso; es aquí donde se dice que el amor eleva.

Limpia tus canales energéticos:

Con esta meditación podrás cortar lazos energéticos con la persona que quieras.

Visualización

Siéntate en una posición cómoda, con la espalda derecha. Enfoca tu atención en tu respiración hasta que sientas que tu mente se calma y tus pensamientos dejan de ir en todas las direcciones. Si deseas puedes acompañarte con una vela blanca o un incienso de lavanda para ayudarte en la relajación. Visualiza este lazo energético en tu cuerpo como un espiral, conecta con él e imagina que puedes sacarlo y colocarlo con gentileza frente a ti. Míralo con amor por unos minutos; mientras lo haces, es importante que mantengas un estado de paz y seas consciente que este trabajo es para tu propio bien y el mayor bien de todos (incluyendo tus ex parejas).

Para ayudar y elevar tu intención, repite en voz alta o mentalmente el siguiente decreto:

“Yo (decir tu nombre completo) libero tu energía de mi energía. Te envío paz, amor y compasión. Aprecio el amor que compartimos, pero ahora es momento de dejarte ir. Te deseo lo mejor”.

Luego imagina que tomas este lazo energético, lo pones a la altura de tu corazón y lo cortas como si tuvieras unas tijeras energéticas en tus manos. Repítelo hasta que te sientas libre de la energía que has venido cargando hasta el día de hoy.  Una vez que percibas un estado de mayor comodidad, libertad y calma, puedes regresar a ti y decir:

“Yo (decir nombre completo) estoy completa dentro de mí. Merezco ser amada(o) por quien soy. Siempre estoy conectada(o) con el amor divino y siento el amor más puro y genuino a mi alrededor. Sé que nunca estoy sola(o)”.

Finaliza esta meditación evocando una luz blanca de amor puro, y deja que te llene por completo.

Ten presente que la energía sexual es sagrada, poderosa y creativa; y que tu cuerpo es un templo sagrado. Por ende, es primordial que pongas atención con quien te relacionas; si trabajas en consciencia y te enfocas en sanar tus heridas, aprender a amarte y moverte desde tu abundancia interior, estarás rodeándote de personas que vibren en la misma frecuencia.

(*) Fuente: Cecilia Gómez, fundadora de la escuela Ramdas Rai.

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos