D
H
M

ENCONTRANDO EL ORGASMO

Fabiana Delgado

Pansexual y orgullosa (Ella/Suya)

Me puedes encontrar en instagram como @fabilaughs

Hoy quiero hablarles sobre mi experiencia alcanzando ese orgasmo tan poderoso que todxs desean.

Durante la mayor parte de mi vida adulta, me convencí de que algún día encontraría al hombre perfecto que me haría llegar al orgasmo con la estimulación del sexo vaginal y clitorial. Y para ser completamente honesta, sucedió una sola vez. Luego, durante unos cuatro años después, seguí buscando el mismo estímulo y seguí creyendo que algo andaba mal conmigo porque no me podía venir.

Pasé por muchas relaciones simplemente viviendo a través de ellas y fingiendo orgasmos porque no quería decepcionar a mi pareja de ese entonces; en esos tiempos, me estaba involucrando mayormente con hombres y, de alguna manera, sentía que les estaba quitando la hombría. Cada experiencia sexual que tuve terminaba cuando ellos llegaban al orgasm y yo siempre me quedaba con ganas de sentir algo más, me llegué a sentir aislada en mi grupo de amigos porque hablaban de lo maravillosas que eran sus experiencias y de lo fácil que se les hacía alcanzar el clímax. Durante años y años me sentí frustrada porque estaba esperando que sucediera algo mágico.

Llegué a un punto en el que me convencí a mi misma y a mi última pareja de que nunca llegaría a sentirme como los demás. Fue solo después de que terminé mi compromiso con mi pareja cis-hombre que finalmente pude explorarme a mí misma en un nivel diferente, a través de muchas más relaciones con mujeres, pude sentirme más cómoda diciendo que no alcancé mi clímax y me sentí más comprendida que nunca; también me di cuenta de que lo que sentí esa una única vez con un hombre fue más por la estimulación y la libertad que tenía en mi mente en aquel momento que por lo que él mismo hacía.

Y ahora que tuve esa libertad de estar sola y hacer mis propias decisions.

Una chica con la que estaba saliendo me dijo que me comprara un Satisfyer y así mi vida cambió en tan solo 7 minutos jajajaj. Probé diferentes vías, incluida la exploración a través de otros juguetes sexuales y la autoestimulación, que me abrieron los ojos a nuevas formas en las que podía sentir mi cuerpo.

Finalmente, no tuve que fingir un orgasmo y me sentí cómoda hablando de esto con mis amigos y con cualquier persona con la que pudiera compartir esta información. Me di cuenta de que era una persona diferente y que solo yo iba a saber lo que necesitaba para poder alcanzar mi clímax. Esto ha facilitado mi vida sexual con mis parejas, porque ahora les puedo decir que es lo que me gusta y lo que me hace sentir bien. Esto abrió una forma en la que tengo conversaciones para poder hablar con futuras parejas, comprenderlas mejor y desarrollar la confianza necesaria para preguntarles qué necesitan de mí también durante el sexo porque tampoco hay que ser egoista con cada unx.

Quiero que cada uno de ustedes recuerde que somos diferentes a cualquier otra persona en este mundo y eso significa que también tenemos necesidades distintas. Así que, date el regalo que quieres dar a los demás, explora tu propio cuerpo y encuentra lo que a ti también te guste.

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos