D
H
M

¿Fingir un orgasmo?

Cristina Quispe

Psicóloga – Diseñadora gráfica & Fotografa

Activista feminista – @amorconsciente.pe

No es novedad que cuando estas en una relación larga, reinventarte en la intimidad es una pieza clave. Cuando caemos en la rutina, sentimos que el sexo es más una obligación que una escapada al país de las maravillas. El sexo se vuelve una actividad tan común como lavarse los dientes, se vuelve inexistente o peor aún… se finge la satisfacción. Y créeme… no tiene que ser así.

Pero que lance el primer condón la que no ha pecado de fingir un orgasmo. Todas lo hemos hecho. Creemos que no orgasmo es peor que uno fingido y es una mentirita piadosa que nadie va a descubrir. Pero ojo, tiene consecuencias mortales. Ok, no mortales pero sí incómodas con tu pareja.  A continuación te cuento mis secretos de ultratumba, para lograr esa explosión dentro de ti y que cada vez se vuelva más grande y ruidosa. Y por qué no… más rica.

  • Conócete. Si tu no sabes lo que te gusta, tu pareja menos. Descubrir y gozar lo que te hace sentir bien y ver estrellitas a plena luz del día hará que la intimidad sea más divertida y logres una conexión mucho más fuerte. No tengas miedo de pasar tiempo contigo.

  • Habla con tu pareja. No te estoy diciendo que vayas y arruines su autoestima y le digas que nada fue real. Pero es bueno tener una conversación abierta sobre lo que trasciende en el cuarto oscuro del amor. Esta conversación no tiene porqué ser incomoda o llevar a una discusión. Simplemente es buscar la manera de que ambos puedan disfrutar de un encuentro increíble.

  • No finjas y toma el control. Cuando sientas que no estás llegando a ningun lado, toma las riendas. Sé la guía turistica y enséñale a tu pareja el camino a la 8va maravilla del mundo. Siempre que sea con amor y sensualidad, los dos lo van a agradecer.

  • Prueba cosas nuevas. Mi yo de hace 10 años no tenía idea de lo que quería, ahora con más consciencia de lo que quiero y busco en la intimidad, me atrevo a ponerle sazón a los encuentros románticos. No solo te quedes en roles y juguetes, que por cierto son un must. Pero intenta cambiar de ubicación, poses hasta vestuario. Te vas a sorprender de lo bien que se lo pasan.

La proxima vez que sientas que “solo quieres acabar con esto”, piensa que no te lo mereces y tu pareja tampoco. Ambos estan compartiendo un momento único y especial. No ganas absolutamente nada guardándote este secretito y te estás perdiendo de mucha pasión.  Además, existe el multiorgasmo y no hay nada mejor que eso.

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos