D
H
M

Lo que no te contaron de la liberación sexual

Luis Zevallos, @luis.nosis, hipnotista

Me llamo Luis y me gano la vida satisfaciendo los deseos escondidos de los demás. Lo hago desde que tengo 19. Empecé haciéndolo en la calle, luego en eventos privados y ahora en el área corporativa.

Soy un hipnotista, malpensados. Uno atípico: las empresas me contratan para entrenar a su equipo de ventas, los atletas para mejorar su performance y las parejas me contratan para poder mejorar su relación usando la hipnosis como afrodisíaco máximo.

Lo irónico, es que después de haber pasado casi la mitad de mi vida explorando estados no ordinarios de consciencia, los poderes del subconsciente y su efecto en el cuerpo, después de haber hecho cosas que otros hipnotistas no (como hablar en Playboy de los beneficios de la hipnosis en el sexo),  todavía me incomoda hablar de estos temas públicamente.

Y me incomoda porque para hacerlo hay que hablar de dominación y sumisión, temas casi censurados y falsamente señalados como machistas.

Me incomoda porque hay que hablar de la energía agresiva de la naturaleza masculina, que no es lo mismo que violencia. Hay que hablar de la energía vulnerable y entregada de la naturaleza femenina, que no tiene nada que ver con debilidad.

Me incomoda porque somos pocos los atrevidos y varios los enemigos.  

Pero si no se tocan estos temas, no va a suceder una verdadera liberación sexual para las mujeres… ni una verdadera liberación emocional para los hombres.

Verás, cada vez que los humanos reprimimos nuestra naturaleza, estamos entrenando a nuestra mente a que bloquee lo que sentimos. Nos entumecemos.

El placer se siente el cuerpo, sí. Pero es gracias a nuestra mente que lo aceptamos como algo positivo, que merecemos o todo lo contrario.

Cuando nos negamos, nuestra mente reprime aspectos de nuestra expresión sexual (creativa) y cuando eso pasa, las consecuencias son feas.

Por otro lado, cuando nuestra mente trabaja para nosotros, todo es posible: ellas pueden tener orgasmos múltiples, de 1 hora, energéticos, extáticos e incluso instantáneos y pueden sentir diferentes formas de placer con todo el cuerpo. Nosotros también.

Por suerte hay lugares como Foreplay que respetan nuestra naturaleza y buscan unirnos en lugar de separarnos. Ellos me han invitado a blogearles sobre la parte no explorada del sexo, que es la mente.

Y I’m all in, baby. Nos vemos en la siguiente nota.

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos