D
H
M

Mi primera vez, conmigo.

Cristina Quispe 
Psicóloga – Diseñadora gráfica & Fotógrafa 
Activista feminista – @amorconsciente.pe 

Así es. Nunca me ha dado vergüenza hablar de mi primera vez con un hombre. Pero hablar de mi experiencia conmigo… vamos a destapar esas sábanas.

Pase por varias etapas antes de si quiera atreverme a pensar que yo era una opción para satisfacer mi deseo sexual. Solo pensar en la masturbación me hacía sentir que estaba haciendo algo mal.

Creía que si o si necesitaba a alguien para llegar a sentirme como quería. Ese tacto y ese momento que solo un encuentro de a dos te podía dar… si pues, qué equivocada estaba.

Y pensé: si yo no sé exactamente qué es lo que quiero y cómo lo quiero. Menos la persona que esté conmigo.  Me di cuenta que no me conocía tanto como creía, jamás había examinado mi cuerpo o sentido cada parte de mi.

Mi primera experiencia sola fue reveladora. No solo me conocí a niveles íntimos, pero pude conectarme con mi femineidad a mi manera, no como me programaron.

Así que fiel a mi estilo, les dejo 4 cosillas deliciosas que me ayudaron a mi a explorarme, quererme y gozarme.

  1. Conócete: Me ayudó muchísimo examinar mi vulva a detalle. Qué hay ahí, de qué color es, qué olor tiene, su forma. Resulta que no todas las vulvas son iguales, no todas son rosadas y oliendo a flores. Esto me ayude a rompes esas formas perfecta idealizadas. Mi vulva es tan diferente y única como yo.
  2.  No estás haciendo nada malo: buscar placer no está mal. Ser tú la fuente de tu propio placer menos. Juega con el movimiento, la intensidad. Acaríciate, háblate, ámate en cada sensación.
  3. El orgasmo es parte del camino, no la meta. Toda mi vida creo que un buen encuentro termina en orgasmo. Pero no, como mujeres tenemos la hermosa capacidad de tener múltiples y son variados. Pero también hay mujeres que no pueden experimentar uno. Entonces, cada momento es una oportunidad de descubrir placer.
  4. Un ayudita no hace daño. Todo cambió cuando decidí comprarme amiguitas del amor. Así les llamo yo a mis juguetes. No reemplazan a mi pareja, no me he vuelto adicta, pero son mis aliadas en mis momentos a solas. Hay para todxs. De todos los colores, tamaños y para lo que quieras.

Espero que esto les ayude a mirarse y sentirse más dueñas de ustedes. A sentirse libres y sexys, fuertes y poderosas. A sentir el mejor placer y tener la mejor relación intima de sus vidas, la que tengan con ustedes mismas.

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos