D
H
M

Por un 2021 más placentero y no tan limitante

Jimena Peralta
Sex Coach de Pareja y educadora sexual
@GimeconJime

Ahora que acabamos de iniciar un nuevo año recordemos también que es una excelente oportunidad de comenzar a cambiar creencias o ideas que nos limitan. El año pasado tuve un gran número de personas con pene que me preguntaban ¿Cómo me puedo generar más placer? La respuesta en términos simples era explorando más partes de tu cuerpo y no solo enfocándote en el pene.

Aunque para muchos suene bastante evidente lo antes mencionado no lo era ya que algunos no podían concebir la idea de tener un orgasmo sin tocarse el pene, o de la existencia de otras zonas que pueden generar mucho placer. Por otro lado, aquellos que si conocían el tan famoso “Punto P” se negaban a tan solo imaginarse introduciéndose “un dedo en el culo” porque afirmaban que esta práctica estaba sobrevalorada y que solo los gays podían disfrutar de ello.

¡Qué mentira más grande! Las prácticas sexuales no tienen orientación sexual es decir que no nos convierten en gays, lesbianas, bisexuales, etc. Así pues nuestras creencias e ideas erróneas nos limitan a seguir disfrutando de nuestra sexualidad más aún si eres una persona con pene porque la sociedad impone modelos de masculinidad, que muchos sienten que se vulneran cuando tocas una zona “prohibida” como lo es el ano. Además, tocarse con amor o suavemente no suele ser bien visto porque aún se tiene la idea de que los “hombres” deben ser rudos y solo se tocan el pene.

Por ello dejar de lado ideas como “eso es para gays”, “no sería suficientemente hombre”, “no es correcto”, etc. Son claves para comenzar a disfrutar explorando nuevas prácticas y sensaciones, sin que el cortisol (hormona que corta la respuesta sexual) se apodere de tu ser. Para ello te dejo unos pequeños consejos para dejar atrás tus miedos y creencias y puedas lanzarte a esta nueva placentera aventura.

  1. Anota en un papel las creencias o ideas que se te vienen a la mente cuando intentas realizar otras prácticas sexuales. Esto es fundamental para identificar qué es lo que verdaderamente te limita, recuerda que somos personas distintas con diferentes formas de crianza, religión, educación sexual, etc. Si crees que realmente este es un tema que te afecta demasiado y que te gustaría trabajar en ello, te recomiendo buscar a un especialista.

2. Siempre ve de menos a más es decir si quieres probar la estimulación del Punto P no te vayas de frente a ello sino que comienza erotizando la zona y tocándola por fuera mientras te masturbas como de costumbre. Además, si quieres probar la estimulación de otras partes del cuerpo te recomiendo que lo hagas mientras te bañas como una forma de reconocimiento del cuerpo y poco a poco vayas explorando más ya sea con texturas, temperaturas o vibraciones.

3. ¡Medita! La meditación es buenísima no solo para relajarnos y estar en el presente sino también para ayudar a una mejor respuesta sexual y la estimulación de nuestros sentidos. Por ello antes de empezar alguna práctica en solitario te recomiendo meditar por unos 15 minutos antes o también puedes probar con un poco de ejercicio.

Si en algún momento no te sientes bien con lo que estás haciendo no tengas miedo de parar. Recuerda que muchas veces las creencias pueden aparecer por situaciones que nos las recuerdan. Si te sientes triste, enojadx, frustradx, etc. Procura sacar esas emociones ya que reprimirlas no es sano.

Finalmente recuerda una vez más que si sientes que esas ideas no te permiten disfrutar de tu sexualidad y no las puedes manejar lo más recomendable es visitar a un especialista.

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos