D
H
M

Repelentes Sexuales

 

@anaconsultas

 

Ana Maria Ramirez Rodríguez

 

Licenciada en Psicología con mención clínica y Especialista en Terapia de Parejas

 

 

El deseo sexual es un elemento indispensable para activar la función sexual en el ser humano, mantener una vida sexual activa es una regla importante y para ello debemos facilitar la aparición del deseo; sin embargo existen varios errores que en vez de incrementarlo hace que éste se apague, decaiga y aparezcan los famosos “repelentes sexuales, o mata pasiones”.

Los repelentes sexuales son todas aquellas situaciones determinadas, conductas o errores que interfieren con el deseo y el método de activación sexual, bloqueando la respuesta sexual operativa.  Los cinco sentidos (olfato, vista, oído, tacto y gusto) más la memoria e imaginación forman parte del método que utilizamos comúnmente para activar la respuesta sexual.

De acuerdo al especialista en sexología Alfonso Amaya, cuando el repelente bloquea o inhibe todo el proceso erótico durante un lapso mayor de seis meses, se puede diagnosticar el síndrome de rechazo sexual por repelente, algunos de los más comunes son:

  • Olores desagradables, ya sea por falta de higiene o por elementos del clima, provenientes de pies, axilas, ingle, ombligo, orejas y boca.
  • El uso de ropa interior desgastada o inadecuada.
  • Descuido en la apariencia física.
  • En algunos casos el exceso de vello en los genitales, tanto en hombres como en mujeres.
  • Responder llamadas o mensajes de texto durante el acto sexual.
  • Poca asertividad sexual; que impide manifestar lo que no le gusta de la pareja o las fantasías que se tengan.
  • Discusiones o reproches durante el acto sexual.
  • Interrupción de la privacidad por algún miembro de la familia (suegros, hijos) o integrantes del plano laboral (jefes).

 

Si te identificas con algunos de estos repelentes es importante que te ocupes en solucionarlo, porque tarde o temprano afectará tanto en tu satisfacción sexual como en la de tu pareja. Lo importante es que no te sientas culpable, porque a veces por estar envueltos en la rutina y en los quehaceres del día a día pasamos por alto detalles que a nuestro parecer son simples pero que sin darnos cuenta afectan directamente la pasión del otro. Por otra parte, si sientes que es tu pareja quien cada vez trae a la cama uno de estos repelentes, es importante que busques una manera asertiva de comentárselo, porque en cualquier momento esta situación les pasará factura, influyendo en el disfrute sexual. Recuerda que lo importante en el acto sexual es disfrutarlo a plenitud y sin ningún tipo de tabúes.

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos