D
H
M

Trío sexual: consejos si deseas experimentarlo

Christian Martínez Monge ,

@christianmartinezmonge

Psicólogo de la PUCP y sexólogo miembro de la Asociación Peruana de Sexología y Educación Sexual. Atiende en consultorio privado de manera individual y terapia de parejas.

Una de las fantasías sexuales más comunes es realizar un trío sexual. La mezcla entre erotismo y excitación más intensa parece aumentar con la fantasía del sentirse objeto del deseo de dos personas a la misma vez. La complicidad aumenta al saber que se están rompiendo las normas sociales tradicionales que nos dice que el sexo es en pareja y solamente de dos. En un trío no eres para una sola persona sino para dos seres que pueden estar tan o más predispuestos a experimentar nuevas e intensas sensaciones.

Cuando las parejas que llegan a consulta sexológica y conversan sobre el deseo de tener un trío sexual, siempre se les aclara sobre la necesidad de tener en cuenta aquellos puntos para que un trío sea una experiencia inolvidable:

  • Química sexual: si no existe la química entre las tres personas, el trío puede ser un fiasco y hasta ser considerada una frustración sexual.
  • Reglas claras: “jugar cualquier juego si tenemos las reglas claras desde el principio”; por ello los límites, las reglas deberán quedar claras siempre antes de empezar el trío. Conversa bien con tu pareja y con la tercera persona, pregúntense para que entre todos señalen lo qué está permitido y lo qué no.
  • La pareja debe estar muy consolidada: si existe una pareja y se desea invitar a un tercero para hacer un trío, es necesario que la pareja se encuentre en el mejor momento de la relación afectiva-amorosa. Nunca será recomendable que el trío se realice cuando la pareja está en una etapa débil como relación puesto que el trío agudizará la crisis.
  • Cuidado con los celos: siempre un trío sexual traerá nuevos aprendizajes a la pareja y vivir celos a nivel sexual puede traer problemas en la relación; por eso, pensar siempre que es una experiencia netamente sexual y no una experiencia romántica.
  • No embriagarse: muchas veces introducir alcohol a experiencias sexuales nuevas o intensas puede servir como un desinhibidor que nos hace perder la vergüenza. Si la situación es nueva y nos genera ansiedad, el beber alcohol puede ayudar pero siempre teniendo el control para tener presente tanto las reglas del juego como para también disfrutar de la experiencia.
  • Presta atención a las emociones: el trío es solo sexo, por ello no debería existir muestras de afecto especial para la tercera persona. Así, quedará dentro de las reglas por ejemplo si se permiten besos o caricias de especiales.
  • Focalízate en tu pareja: las principales atenciones deben centrarse en tu pareja y no en la persona invitada, ya que ella/él vendrá como un complemento de fantasía.

  • Vayan despacio: no se trata de hacer una competencia de desnudarse los tres al mismo tiempo y comenzar a tener sexo. La idea es jugar, seducirse, ir de a pocos mientras se conocen y vas sintiendo.
  • Disfruten de la suciedad: la excitación que irá dándose podrá generar diversos fluídos genitales, bucales y de los complementos a usar (cremas, aceites, comidas, etc.) no es bueno ponerse quisquillosos. Simplemente disfruten.
  • Protección siempre: siempre se debe utilizar condón.
  • Elegir bien al tercer integrante: nunca será recomendable involucrar a una persona que sea muy conocida porque ya existen lazos afectivos amicales que podrían despertar inseguridades en la pareja o alejamiento de la amistad. Si tu pareja insiste en invitar a un amigo o amiga, quizás es porque tenga algún interés que no solamente sea sexual.
  • No es porno: por eso, el trío no saldrá igual a la porno que viste y por ello no deberías frustrarte sino dejarte llevar por las sensaciones nuevas. Además, vivirás los efectos de la corporalidad que suelen editarse en las películas: olores, fluidos, sudores, dolores, poses distintas, etc.
  • Utiliza implementos: nunca dejes de lado aquellos objetos que podrían hacer más interesante y único el momento: látigos, antifaces, esposas, plumas, lencería, vibradores, películas, etc.
  • Y luego del orgasmo: cuando comiencen a llegar al orgasmo no significa que será el final del momento. Pueden seguir disfrutando del post orgasmo con juegos pero teniendo siempre presente las reglas del juego.
  • Habla si deseas parar: si durante el trío te sientes incómodo tienes todo el derecho a decir alto, y a frenar la continuidad del juego.

Conversa con tu pareja después: es usual que luego de un trío aparezcan dudas, inseguridades, celos, desconfianza pro lo vivido, si bien el momento fue sexualmente muy excitante e intenso, somos seres emocionales y por ello sentiremos “algo” que deberá ser compartido con nuestra pareja para el bienestar de la relación.

Buscar productos

Vulva / Clítoris y Vagina
Pene y Testículos
Pechos y Pezones
Trasero
Sexo Placentero, Sano y Seguro
Restricciones – BDSM

Más de Foreplay
Buscar productos